El Principito, Una aventura musical

 

Descripción de la propuesta

"Lo esencial es invisible a los ojos; sólo se puede ver bien con los ojos del corazón."

Ese el mensaje más directo de la obra literaria infantil, una de las más importantes de la historia en este campo, El Principito, del francés Antoine de Saint -Exupéry. Y además de ser el mensaje de esta  obra literaria es también, para nosotros, un concepto que encierra al arte: un "algo" esencial, que  si bien puede ser tocado o visto en la mayoría de los casos, su importancia reside, principalmente, en la sensación, en lo que no es tangible.

Pero, además de poder ser usado como un concepto, digámoslo así, teatral o artístico, el mensaje  encierra una verdad que contribuye a un pensamiento general de ir más allá, de no quedarse en la simple realidad tangible, pequeña, aislada y muchas veces repetida, que se puede tener del mundo y que, como consecuencia, no genera la necesidad ni de cambiarlo, ni de alterarlo ni de cumplir sueños. Y entonces lo que reina es la necesidad de mantener todo como está, como se ha hecho siempre, con los criterios de siempre. Conclusión: el estancamiento, lo contrario al desarrollo.

Ejecución

“El principito una aventura musical”,  gestionado por la Corporación Portafolio D.C. y llevado a escena por la Compañía Nacional de las Artes, visitó seis municipios del departamento de Cundinamarca: Agua de Dios, La Mesa, El Colegio, San Antonio del Tequendama, Tocaima y  Anapoima.  Participando e impulsando las dinámicas culturales de cada uno de estos lugares. La Beca de circulación interdisciplinarte un, dos, tres por ti - del Ministerio de Cultura, se consolida como un espacio de interacción artística, de formación de públicos y de inclusión social; desde la primera infancia, los niños y las niñas, los jóvenes, los adultos y los adultos mayores disfrutaron de nuestra propuesta.

El público se dejó cautivar por la hermosa historia del Principito, hizo el viaje recorriendo planetas para encontrar las razones para amar, disfrutó de los bailes y cantó cada una de las canciones.  Al final, el público asimila e interioriza la moraleja de la obra: “Lo esencial es invisible a los ojos; solo podemos ver con el corazón.”  El sueño del Principito y el nuestro como artistas, se hace realidad: conmover y trascender entre nuestros espectadores.

El proyecto fue apoyado por la Gobernación de Cundinamarca, las Casas de la Cultura de cada municipio, las Alcaldías y, en especial, por los habitantes de estos maravillosos lugares.

Cronograma de las presentaciones:

Sábado 6 de diciembre: Municipios de Agua de Dios y de Mesitas del Colegio.
Domingo 7 de diciembre: Municipio de San Antonio del Tequendama.
Sábado 13 de diciembre: Municipios de la Mesa y Tocaima.
Domingo 14 de diciembre: Municipio de Anapoima.

La asistencia en todos y cada uno de los municipios fue muy nutrida, conformada por niños y niñas de la primera infancia, niños y niñas, jóvenes, adultos, adultos mayores y en el caso del municipio de La Mesa, gran asistencia de niños con discapacidad cognitiva.  La actitud de los espectadores fue de reflexión, de observación y curiosidad, que finalizaba con un cálido aplauso.  Expresión gratificante para los actores y el equipo de producción.